Presentación

Ni siquiera el dios supremo, Zeus, pudo resistirse a los encantos de la princesa de Tiro, Europa, a la que sedujo tras raptarla adoptando la forma de un toro. Para compensar a Europa de su posterior ausencia, Zeus le hizo tres regalos: El primero un robot de bronce, el segundo una jabalina mágica que siempre  acertaba en el blanco, y el tercero un perro al que no se le escapaba ninguna presa. Unos dones que vinieron a adornar la feliz vida de Europa junto a Asterión. Un relato mitológico que, como todos, tiene traslación de fábula al mundo real. Porque la Europa que nos cautiva hoy, la de la unión política, económica y social, conserva esos regalos de la divinidad. El del autómata Talos, como símbolo de la alta capacidad tecnológica, el de la jabalina infalible para acertar en los blancos de futuro, y el de la capacidad de captura de los recursos y sinergias necesarios para, -como el mitológico perro-, obtener siempre la pieza perseguida. Y es a esa Europa mitológica, y con esas mágicas capacidades instrumentales, a la que la FICYT prestó especial atención como referencia en sus actividades durante el año 2.008, que esta memoria recoge.

A comienzos de ese año, la Comisión Europea presentó una nueva red de apoyo al tejido científico-empresarial  denominada Enterprise Europe Network, formada por cerca de 600 organizaciones en más de 40 países que, desde una perspectiva local, promueven la innovación y la competitividad, mediante la red más extensa que existe para información y asesoramiento a  empresas en temas europeos. Galactea-Plus es el nombre del consorcio que da cobertura a esa red en el noroeste de España, concretamente a las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia, con 8 socios coordinados por FICYT y un presupuesto global de 3.346.000 por un período de tres años (60% financiación comunitaria). Una actividad heredera de nuestra etapa de liderazgo en el anterior consorcio Galactea.

El mito de Argo, el barco de Jasón en busca del vellocino de oro, fue otra fábula europea que inspiró nuestra labor a lo largo del 2.008. En la búsqueda de un mejor empleo y de mayor calidad para nuestros titulados, el programa Argo, gestionado por FICYT para toda España,secuestro Europa con el objetivo de enviar a 800 jóvenes titulados a formarse en empresas de toda Europa, superó las expectativas demandadas, con 885 plazas, la mayor parte de ellas logradas y adjudicadas en ese año (el programa finalizaría en febrero de 2.009).

Y si Argo era esa nave de futuro, Argos, -el gigante de los cien ojos, servidor de la diosa Hera- es ejemplo de la plural actividad de nuestra Fundación, en la que destaca el capítulo de colaboración con la Universidad de Oviedo, mediante la oficina de apoyo a la presentación de programas europeos de investigadores, financiada por el MEC, además de la tradicional gestión de los Erasmus para la realización de prácticas de nuestros estudiantes en empresas europeas.

La básica y necesaria colaboración con el CDTI, tuvo también su reflejo en nuestro trabajo como miembros de la Red de Puntos de Información sobre actividades de investigación (PI+D+i), y en la firma de un convenio con esa institución, para "identificar nuevas empresas con potencial de participación en el VII Programa Marco y preparar estrategias de internacionalización personalizadas, de sus actividades de I+D".

Y todo ello sin menoscabo de nuestra principal labor, la gestión del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación del Principado de Asturias, que supone más de 20 millones de euros, de los 25 que FICYT ha gestionado a lo largo de este año. Una gestión de objetivo muy cercano, el progreso de nuestra Comunidad, y de referencias que no son ya mitos, sino realidades: las de Europa.

Herminio Sastre Andrés

Presidente de FICYT

 


Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología